miércoles, 20 de junio de 2012

Documental y Estudio sobre los Orígenes de la Violencia

"Es claro, que el mundo de hoy tiene un tiempo limitado para cambiar su costumbre de resolver los conflictos con violencia. Es incierto si tendremos tiempo para remediar el daño hecho por incontables generaciones previas, como lo es también, cuantas generaciones se necesitaran hacia el futuro para transformar nuestra psicología de violencia en una que sea pacífica."

James W. Prescott

El documental "Violence" traducido y subtitulado  -por la autora de este blog- con el título "Los orígenes de la violencia", es un documental de los años 70s, en el cuál la periodista Gail Scott, investiga sobre las raíces, las causas de la violencia humana. 

El documental corto fué realizado por la televisión canadiense W-5:CTV de Toronto, en Noviembre de 1976, en el se entrevista al reconocido neuro psicólogo transcultural de desarrollo James W. Prescott (1), quien es reconocido actualmente por sus amplios estudios e investigaciones transculturales y en el campo de la neuro psicología humana.



________________________________________________________
El documental subtitulado en español, está disponible para descargar en el siguiente enlace, en Mediafire.
________________________________________________________

"El problema central de la humanidad es que nuestra evolución cultural ha sobrepasado a nuestra evolución biológica y la lucha entre las culturas pacíficas y violentas está en el centro de esta crisis donde la Cultura modela el 'desarrollo del cerebro' para la paz o para la violencia" 
James W. Prescott


El placer corporal y el orígen de la violencia:

Este importante estudio El Placer corporal y el orígen de la violencia (2) presenta el resultado de estudios transculturales y neurobiológicos del Dr. James Prescott y su equipo del NICHD/NIH ( Developmental Behavioral Biology Program, National Institutes of Health) presentado en 1975. Los resultados son sorprendentes: las culturas "primitivas" que someten a sus hijos al castigo físico y/o castigan las relaciones sexuales prematrimoniales son 100% violentas (y también muestran otras características interesantes), mientras que en las culturas que prodigan el afecto físico en sus hijos y/o toleran las relaciones sexuales prematrimoniales son 100 % pacíficas. Esto se explica causalmente con la investigación del cerebro en los seres humanos y los monos, donde la estimulación eléctrica de los centros del placer y la agresión/violencia del cerebro directamente inhiben el uno al otro. Esta relación fundamental es de suma importancia para la comprensión de nuestra cultura moderna
Algunos extractos de este estudio:

"A menos que las causas de la violencia sean aisladas y tratadas, continuaremos viviendo en un mundo de terror e inquietud. Desafortunadamente, se ofrecen a menudo soluciones violentas para acabar con la violencia. Muchas leyes oficiales de coacción abogan por el "endurecimiento" de las políticas como el mejor método para reducir el crimen. Llevar a prisión a la gente, es nuestra manera más usual de tratar con el crimen, lo cual nunca solucionará el problema, porque las causas de la violencia yacen en nuestros valores básicos y en la forma en que educamos a nuestros niños y jóvenes. El castigo físico, las películas violentas y los programas de TV enseñan a nuestros niños que la agresión física es algo normal. Pero estas tempranas experiencias no son la única o la principal fuente del comportamiento violento. Recientes investigaciones respaldan el hecho de que la privación del placer sexual es el mayor ingrediente en las expresiones de violencia o agresión física. La asociación más común, la del sexo con la violencia, provee una pista para entender la agresión física en términos de la privación del placer físico."

"A diferencia de la violencia, el placer parece ser algo de lo que el mundo no puede cansarse. Los seres humanos están constantemente en búsqueda de nuevas formas de placer, a pesar de que muchas de nuestras actividades relativas al "placer" aparecen como substitutos de los placeres sensoriales del tacto. Nosotros tocamos o acariciamos por placer o por dolor o no tocamos nada en ningún momento. Aunque el placer físico y la violencia física parecen mundos aparte, parece que existe una sutil e íntima conexión entre las dos. Hasta que no se entienda la relación entre placer y violencia, esta última continuará su escalada."

"La relación recíproca del placer y la violencia es altamente significativa ya que ciertas experiencias sensoriales vividas durante los periodos formativos del desarrollo crearán una predisposición neurosicológica bien sea, para la búsqueda de la violencia o para la búsqueda del placer en etapas posteriores de la vida. Estoy convencido de que los comportamientos anormales tanto sociales como emocionales resultantes de lo que los sicólogos llaman privación "materno-social", es decir falta de ternura y cuidado amoroso, son causados por un único tipo de privación sensorial, la privación somatosensorial. Derivado del griego 'cuerpo' el término se refiere a las sensaciones de tacto y los movimientos corporales que difieren de los sentidos de la vista, escucha, olfato y gusto. Creo que la privación de la caricia o tacto corporal, del contacto y de los movimientos son las causas básicas de varios trastornos emocionales que incluyen entre otros, los comportamientos depresivos, autistas, hiperactivos, aberraciones sexuales, abuso de drogas, violencia y agresión."

"Como neurosicólogo del desarrollo he dedicado mucho estudio a la peculiar relación entre violencia y placer. Ahora estoy convencido que la privación del placer sensorio físico es la principal causa raíz de la violencia. Experimentos con animales de laboratorio muestran que el placer y la violencia tienen una relación recíproca, es decir que, la presencia del uno inhibe la otra. Un animal violento y con rabia, se calma abruptamente cuando se le estimulan los centros del placer en su cerebro con electrodos. De la misma forma, al estimular los centros de violencia en el cerebro se puede terminar con su comportamiento pacífico y su placer sensual. Cuando los circuitos de placer del cerebro están prendidos ('on'), los circuitos de la violencia están apagados ('off') y viceversa. Entre los seres humanos una persona con tendencia al placer rara vez presenta comportamientos agresivos o violentos, y una persona violenta tiene poca habilidad para tolerar, experimentar o disfrutar actividades sensorio placenteras. Así es como, cuando la violencia sube, el placer baja"

"Las contribuciones de Freud a los efectos de las experiencias tempranas sobre los comportamientos posteriores y las consecuencias de la represión sexual han sido bien establecidas. Desafortunadamente el tiempo y el espacio no permiten una discusión aquí de sus diferencias con Wilhelm Reich concernientes a su título Mas allá del Principio del Placer"

"La hipótesis de que la privación del placer resulta en violencia física requiere una evaluación formal sistemática. Podemos probar esta hipótesis al examinar estudios culturales-cruzados sobre las prácticas de crianza de los hijos, sobre los comportamientos sexuales y sobre la violencia física. Nosotros esperaríamos encontrar que las sociedades humanas que proveen a sus infantes y niños mucho afecto físicamente (acariciarlos, alzarlos, guiarlos de la mano) fueron menos violentas físicamente que las sociedades humanas que dan poco afecto físico a sus infantes y niños. Similarmente, las sociedades humanas que toleran y aceptan el sexo prematrimonial y extramarital deberían ser físicamente menos violentas que aquellas sociedades que prohíben y castigan el sexo prematrimonial y extramarital."


"La ética competitiva que enseña a los niños que ellos deben progresar a expensas de otros debería ser reemplazado por valores de cooperación"
James W. Prescott
 
Se ha publicado tambien en el 2005, una versión actualizada de un paper del Dr. Prescott, muy amplio y conciso, Prevention or Therapy and the politics of Trust: Inspiring a New Human Agenda, (3) dentro del cual se recomienda leer  'Our two cultural brains'. Se proporciona nuevos datos y perspectivas históricas sobre por qué el homo sapiens es el más violento, destructivo en los primates del planeta, se muestra que esto es  debido a la creación del cerebro neurodisociativo a través de experiencias en su vida tempranas de desarrollo durante los últimos milenios, es decir, con el tipo de cultura el homo sapiens ha desarrollado dos tipos de cerebros, Prescott lo describe como cerebros neurodisociativos con la cultura Patrilineal (de la cultura patriarcal en la que vivimos actualmente donde prima el dolor) que generan cerebros para la agresión, dominación y el otro: un cerebro neurointegrativo con la cultura Matrilineal (las sociedades maternas donde prima el placer) que son cerebros para la igualdad para la paz. este tipo de cerebro neurointegrativo habrían existido hace unos 8 o 10 milenios atrás donde primaba la cooperación con estas culturas del tipo materno.

Hoy sabemos que una política de confianza no se puede desarrollar con un cerebro neurodisociativo.



"El problema central de la humanidad es que nuestra evolución cultural ha sobrepasado a nuestra evolución biológica y la lucha entre las culturas pacíficas y violentas está en el centro de esta crisis donde la Cultura modela el 'desarrollo del cerebro' para la paz o para la violencia" James W. Prescott -Marzo 2012. (4)

__________________________________________________________
Notas:

(1) Mas información sobre James W. Prescott en : http://www.violence.de/prescott/cv.html
(2) Ver el estudio completo en: http://www.violence.de/prescott/bulletin/article-es.html

(3) Ver el paper completo en el siguiente enlace: http://www.violence.de/prescott/politics-trust.pdf
(4)  Extracto de email-listing

__________________________________________________________

Artículos Relacionados:

Una crueldad inconsciente de los padres

Consecuencias separación Madre-Criatura

Somos Mamíferos Restaurando el Paradigma Original

Alienación de la afección


Acciones para la Paz Global


Eduquemos sin violencia






3 comentarios:

Ramón Soler dijo...

Muchísimas gracias por la traducción, Marisol.

Son sólo 10 minutos, pero muy valiosos. Ojalá todo el mundo pudiera verlo para entender mejor los orígenes de la violencia y cambiar la forma en la que tratamos a nuestros niños.
Es muy triste que 36 años después de este documental, las cosas sigan igual o peor.

Lo divulgo por todos sitios. Gracias,
Ramón

Marisol Paredes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Muchas gracias por la traducción.
Al menos en España estamos en una situación muy grave. Tocar a los niños está muy mal visto, circulan leyendas que incluso afirman que perjudicará su desarrollo. Hasta tu propia familia ve raro que seas prodigo en caricias hacia tus hijos. Supongo que nuestra sociedad desaparecerá con el tiempo si no es capaz de cambiar este estado de cosas, como muestra la profunda crisis que estamos padeciendo. Pero hasta el día de hoy, la elección de la población es clara: violencia antes que sexo en los menores.