lunes, 31 de marzo de 2008

Consejos para evitar las tentaciones en nuestra sociedad de consumo

Entrevista con el Dr. Elliott Barker

Por Jan Hunt


El doctor Elliott Barker psiquiatra canadiense y abogado de los niños es el fundador/director de la Sociedad Canadiense para la Prevención de la crueldad hacia los niños (CSPCC) y editor del diario trimestral Empathic Parenting (que ya no se publica más). Su compasión, entendimiento y entusiasmo ha ayudado a padres y profesionales en todo el mundo a entender la necesidad crítica para tratar a los niños con verdad y respeto.

En los años 60 y 70, el Dr. Barker fue el asistente Superintendente y Director Clínico de un hospital de máxima seguridad en Ontario, para las personas con “peligrosas enfermedades mentales”. Sus experiencias allí con los pacientes psicópatas con sus recuerdos de la crueldad que sufrieron cuando fueron niños lo llevó a enfocarse en la prevención del abuso de los niños. Como el explica: “Se acepta generalmente que los psicópatas son a lo mejor muy difíciles de tratar, pero nosotros sabemos como prevenir las “enfermedades de no-apego”, como Selma Fraiberg los llamó. Los padres generalmente parecen ser ignorantes de ese conocimiento, por lo cuál fundamos la CSPCC para hacer llegar ese conocimiento a los futuros padres”.


Con ese fin, la CSPCC publicó el periódico trimestral muy leído Empathic Parenting durante 25 años (1978-2003). Aunque el periódico no se publicará más, CSPCC continuará de educar a los padres a través de su sitio
empathicparenting.org . El doctor Barker planea hacer que el sitio sea “amigable del usuario para los estudiantes de elemental, secundaria y colegio para dar la mayor información posible sobre la crianza de los niños en los primeros años. Nuestra meta siempre ha sido llegar a la gente antes de que tengan hijos y el sitio web, como fuente de tareas de escuela, podría hacer mas que el periódico. Nosotros también esperamos tener todos los temas de Empathic Parenting disponibles vía Internet”.


El sitio web, como el periódico, continuarán enfatizando los peligros del consumismo y sus efectos en los niños. Como el doctor Barker lo ve. “En los años 70 el mundo parecía empeñados en guarderías, por los años 90 las guarderías parecen casi la norma, aunque no sea saludable. No soy optimista acerca de una real mejora para los niños de la sociedad mundial hasta que el consumismo sea expuesto tal como es y que algún tipo de freno se le ponga a ello. Las prioridades de los padres con niños pequeños se alteran poderosamente en la dirección de conseguir bienes y servicios del mercado como si fueran necesarios y deseables, los padres están conducidos a sobrevalorar el cuidado y el estado social. Los valores del consumismo son la envidia, el egoísmo y la codicia, tales valores son opuestos al altruismo que se requiere para cuidar a los bebés y niños pequeños”.


Para evitar las tentaciones de una sociedad de consumo, el doctor Barker ofrece las siguientes recomendaciones:


Criar a un niño colmando sus necesidades emocionales para que haya una capacidad bastante desarrollada para las relaciones de afecto y poca necesidad para compensar las ansias por cosas y emociones.


Busque un círculo de gente de igual pensamiento al suyo, ya existen organizaciones, comunidades con la misma intención, etc. Internet sirve para hacer conexiones entre grupos individuales y pequeños de personas de igual pensamiento como nunca antes.


Busque espacios no comerciales (parques, asociaciones de jóvenes cristianos, etc,) y actividades genuinas divertidas no comerciales (deportes, cartas, etc.)


• Cultive una conciencia de alergia a todos los tipos de publicidad- publicidad escondida, gratuita, etc.


Evite cuanta publicidad le sea posible – TV, radio, folletos, periódicos, revistas. ¿Vale el contenido el precio de la exposición?


Evite tiendas y centros comerciales tanto como le sea posible


En un sentido practico, el mundo debería dar un valor apropiado a la crianza de los niños, que reflejen en el estado acorde a las finanzas del padre y de cualquier otra manera. Cada pueblo debería tener una organización que motive como la Cámara de Comercio que promueva lo mejor por sus hijos.


Antes de la concepción los futuros padres deberían conocer acerca de la importancia de la crianza de los hijos tanto como conocen acerca de sus deportes favoritos, música, carros, modas, etc.

Cuando se le preguntó sobre dar solo un consejo a una pareja ilusionada el Dr. Barker respondió: “En el momento que el hijo ya esta en camino mayormente es demasiado tarde, en el sentido que las prioridades de los padres están demasiado establecidas para alterarlas mucho. Ellos están fijados dentro de sus ilusiones de un nivel de vida y lo que es más valioso para ellos (usualmente sin realizarlo, como el pez en el agua) es el aceptar sus puntos de vista como inalterables y dentro del cuál el niño debería encajar. En un sentido filosófico, quizás los bebés y niños deberían ser tratados más como los poderosos pequeños mensajeros de otro mundo de quienes debemos aprender”.


(Fuente:
http://www.naturalchild.org/ , Traducción:MPS)

1 comentario:

Santiago Chiva de Agustín dijo...

La crisis económica mundial es una oportunidad para aprender a ser moderado en los gastos y enseñarlo a los hijos. Creo que en la propia familia es donde aprendes a llevar una vida sencilla evitando caer en un consumismo materialista absurdo. Sólo con el ejemplo se puede enseñar a los hijos a ser sobrios en los gastos: esto es sacrificado para los padres, pero merece la pena.
Un saludo desde Granada (España).

Santiago
http://opinionciudadano.blogspot.com/