jueves, 26 de noviembre de 2009

Las cualidades del ser humano (1/2)



"El placer es la rueda de la vida"
Wilhelm Reich




Por Marisol Paredes

Las ideas que tenemos


Es muy conocido que para crear una estructura lo primero es fijarse bien en la base, esta debe ser sólida, nuestra sociedad moderna y las antiguas se han caracterizado por ignorarlo en nuestra especie: el cuidado de las criaturas humanas, pues hacemos exactamente lo contrario. Los problemas de nuestra sociedad son el resultado exacto del tipo de tratamiento que infligimos a nuestras criaturas

Una de las ideas mas repandidas sobre las características del ser humano es que “somos malos por naturaleza", esta idea está alojada muy fuertemente en el inconsciente colectivo, quizás apoyada por tantas instituciones culturales y tradicionales que solidifican este concepto y también mirando alrededor o retrocediendo siglo a siglo hasta los cimientos de nuestra civilización(A), que da muestra de la violencia humana por ello, damos como válido esta creencia de lo malo de la naturaleza humana.

Con la idea de que "es necesario corregir o disciplinar" golpeándolos, humillándolos; en la idea de la superioridad del más fuerte; que los adultos son "mejores" o "saben más" que las criaturas; en la idea de que los padres son "propietarios" de sus hijos; en la idea que deben decidir "lo mejor" para sus hijos, que deben "prepararlos para el éxito"(B), se justifican y maltratan conciente o inconcientemente a los seres que se dice "son lo que mas queremos". Sin darse cuenta que todos en cierta medida somos víctimas, repetimos el patron, pues influye en nuestro comportamiento nuestros propias resistencias psicologicas y nuestras filosofías de vida, apoyados por la presión cultural del medio donde crecemos, además, amparados en la aceptación inconsciente de lo malo de la naturaleza humana y unido al desconocimiento sobre las cualidades y las necesidades biológicas de las criaturas.


El maltrato Infantil

Basta poner el buscador “maltrato infantil” en la red, en varios idiomas para darse cuenta que la violencia y maltrato hacia las criaturas es algo abrumadory desolador a nivel planetario. Como referencia 9 de cada 10 niños en Latinoamérica son maltratados físicamente, 8 de 10 en Europa, en Francia el 67% de hombres padres está a favor del castigo físico, extrapolando a otros paises es posible que esta cifra sea igual o mayor sobretodo en Latinoamerica por el machismo imperante). aquí me atrevo a formular que el maltrato emocional y psicológico es en un 100% a nivel planetario, pues incluso aquellos que dicen “tratar bien” a sus hijos no tienen idea de cuales son las verdaderas necesidades biológicas y emocionales de las criaturas y aún sabiéndolo y reconociendolos, es necesario la constante lucha diaria para no dejarse abatir por nuestros propios mecanismos psicológicos de defensa que hacen repitamos los patrones erróneos del maltrato que se nos infligió también cuando fuimos criaturas, pues "todos" tenemos estos mecanismos ya que fuimos socializados en esta cultura represora de las funciones vitales del ser humano.



El hecho de golpear o maltratar a las criaturas para “corregirles” solo enseña que un conflicto se resuelve por la violencia y que el más fuerte puede golpear al más débil, además después de tanto maltrato aprenden a desarrollar su indiferencia pues no importa lo que hagan saben que pronto les caerá otra golpiza. Los ejemplos de maltrato desbordan, algunos incluso se han hecho parte de algunas culturas apoyadas por filosofias tradicionales de vida (C).






Son muchas las causas del maltrato de las criaturas, pero mayormente este se da por la ignorancia de los padres o adultos, además este maltrato físico, psicólogico y emocional se da en todas las culturas y en todos los niveles sociales establecidos por este sistema económico monetario.

Una forma de maltrato muy repandido e inconsciente es el psicológico, emocional, justamente debido a nuestro desconocimiento de cuales son las verdaderas necesidades biológicas y emocionales de nuestras criaturas, Nils Bergman en el documental Restaurando el Paradigma Original demuestra científicamente como al recién nacido al "separarsele de la madre" ya el nivel de cortisol en su cerebro se eleva muy fuera de lo normal, al acercársele a la madres este nivel desciende y también el ritmo cardiaco, imaginémonos que pasa con este ritmo cardiaco y estos niveles de cortisol cuando el tiempo de separación de las criaturas de sus madres es prolongado, por ejemplo cuando tienen que estar en las guarderías, mientras sus madres trabajan, es necesario recalcar que el cerebro de los pequeños está en formación, y que estos niveles altos de cortisol dañan por ejemplo el hipocampo encargado de la memoria(D).

La criatura al nacer en un parto violento sufre un choque a nivel psicosomático (físico y mental), pues pasa del estado de tranquilidad, paz, en el útero materno a uno totalmente diferente, luego se le separa de la madre y sufre la separación de su simbionte con las elevadas tasas de cortisol actuando en su pequeño cerebro en desarrollo, luego en lugar de sentir el cálido pecho materno siente un frío y extraño trozo de plástico que sirve para alimentarlo y consolarlo, transcurre el tiempo y como si no fuera poco su sufrimiento, en lugar de ser transportado pegado al cuerpo materno, escuchar sus latidos y sentir ese cuerpo que le da calor y seguridad, es transportado en un frío cochecito (mal invento por no saber las bondades de cargar al bebé), que solo alivia las necesidades del adulto y para nada de la criatura, el maltrato continúa, durante las interminables horas en la noche o el día, debe permanecer alejado de su madre en una fría cuna o cama que lo aleja de lo que mas quiere y necesita, el calido cuerpo materno, esos latidos que le dan seguridad no están, a cambio de la madre recibe un muñeco para consolarlo al igual que un chupete de plástico, debe soportarlo y usa todos los medios que la naturaleza le dió para decir que está en peligro que algo anda mal, sus llantos, y gritos, pero eso parece no conmover a su acorazada (o desinformada) madre que tiene un lugar donde dormir cómodamente sola o acompañada, puede sufrir ella también pero no escucha a lo que le dictan sus deseos que es el estar al lado de su criatura. El tiempo pasa y el sufrimiento sigue o empeora, ahora es abandonado -es lo que siente- en una institución que soluciona la necesidad adulta: la guardería o escuela materna, (hoy mal justificado por muchos aduciendo que es para "socializar" como si el humano adoleciera de esta cualidad innata) ahi queda al cuidado de personas extrañas donde otras criaturas gritan y lloran también con sus miradas tristes, desesperadas y ojos enrojecidos, suplicando no ser abandonados ahi, pasan estas tres etapas: Protesta, desesperanza e indiferencia, al final se someten, se ponen en modo supervivencia, y desarrollan lo contrario a la confianza, la desconfianza e indiferencia, pues los seres que se supone los aman son los que los abandonan, tan solo una hora es una eternidad para una criatura lejos de su madre.

Como si no fuera poco todos estos sufrimientos vienen adicionados los maltratos por comida, por limpieza, por desorden, por horarios para todo -desiquilibrando su reloj biológico- por castigos, etc.

Es una triste realidad: que la sociedad está estructurada en función de las necesidades de los adultos y no en función de las necesidades vitales de las criaturas, el llamado desarrollo y crecimiento de la mujer viene a la par con el abandono y maltrato de las necesidades biológicas de las criaturas, pues no se puede justificar un determinado crecimiento y desarrollo tecnológico y social pisoteando las necesitades vitales de la estructura básica primaria: los simbiontes madre-criatura.

Muchos grandes hombres y mujeres han trabajado sobre este tema de la estructura básica de nuestra sociedad, algunos siguen haciéndolo, citaré algunos: Wilhelm Reich, Françoise Dolto, Alice Miller, Casilda Rodrigáñez, Michel Odent, James Prescott, Elliott Barker, Jane Hunt entre otros no menos importantes comprometidos con la defensa de la criatura humana.

Aquí quiero resaltar el trabajo de este gran psicoanalista canadiense Elliott Barker quién publicó el curso “El Arte de ser Padres” orientado a los jóvenes no padres, está gratuito en la red, luego de leerlo hará sentir incómodo a mas de un padre o madre.

Quiero también resaltar las obras de Casilda Rodrigáñez, sobre todo La Represión del deseo materno y la génesis del estado de sumisión inconsciente” obra que sacudirá a mas de uno, hará sentir miserable y/o revolucionario, obra obligatoria para toda madre que desee acercarse a la madre verdadera, una obra que nos describe claramente cual es la "verdadera revolución": de las madres.



Las cualidades de la criatura Humana





Por Casilda Rodrigáñez
Extracto de "La sexualidad y el funcionamiento de la dominación"

Konrad Stettbacher (1) asegura que la criatura humana al nacer solo desea amar y ser amada. La criatura nace confiada, es una de sus cualidades originales: la confianza absoluta para vivir disuelta en el entorno, flotando en el hábitat materno y dejándose derramar por todos los poros. Este es el anhelo básico primario genuino del ser humano antes de perder la inocencia e iniciar la deformación social; el anhelo vital que habita por debajo de todas las corazas, de toda la armadura psicosomática. Lo sabemos y lo percibimos cuando nos abandonamos por fuera y por dentro, cuando atravesamos toda la personalidad (el ego) que hemos construido y llegamos al fondo, a lo originario de nuestro ser psicosomático, a nuestros pulsos vivos, como dice Gabriela Mistral.

Las criaturas humanas, en nuestra integridad primaria, no conocemos la resistencia o la contención de nuestras pulsiones. Sólo conocemos el estado de flotación en la matriz uterina; el estado de relajación y de confianza absolutas en el entorno; una relajación neuromuscular que es correlativa al estado anímico de confianza. Stettbacher también dice que todavía conservamos la sabiduría corporal que considera bueno y busca todo lo que nos da placer y bienestar, y que considera malo y trata de evitar, todo lo que produce daño, inconveniencia y malestar. Es decir que todavía tenemos el conocimiento que posterioremente se prohibirá, y la transparencia interna que en buena medida perderemos, para saber que es bueno y lo que es malo. Lo que Kropotkin (2) llamaba la vía general del mundo orgánico: buscar el placer y evitar el dolor, guiadas por nuestras pulsiones corporales.

El Tabú del Sexo, al prohibir la expresión espontánea de nuestras pulsiones, elimina esta `guía´; y entonces son las pautas, los métodos, las leyes, dispuestar artificialmente por las diversas instituciones y autoridades, las que se constituyen tácticamente en nuestras guías.

La cuestión de la bondad innata de las criaturas humanas ha sido tema de controversia universal, controversia que Freud, para no enfrentarse al orden social de nuestra civilización, lleva al extremo de afirmar la existencia del tánatos innato y a calificar a las criaturas humanas de perversos poliformos. Si somos malas, sea cual sea nuestro pecado original, la represión está justificada; pero si somos buenas, entonces los malos serían los que nos reprimen. Por eso, al final de todos los discursos, nos encontramos con esta misma controversia.

El tánatos innato, el karma, el pecado original,,,,son, en definitiva, discursos de culpabilización de la víctima, que es el rasgo más universal de las relaciones de dominación. Nuestra carne es pulsátil, y por lo tanto maligna, y somos culpables de estar hechas de esta materia orgánica, y por eso tenemos que practicar la sublimación, el autocontrol y la educación emocional para no desarrollar nuestra capacidad orgásmica.

Las mujeres que hemos parido con un mínimo de conexión interna con nuestras pulsiones corporales, sabemos que las criaturas al nacer son buenas, y apelan a todo lo bueno que hay en nosotras y en nosotros. No hay discurso ni argumento que pueda con esta profunda certidumbre. El deseo materno tienen una sabiduría orgánica profundamente subversiva y revolucionaria, que desvela todas las mentiras y artificios culturales establecidos al respecto.

Uno de los pecados originales mas clásicos atriuidos a la criatura humana es que somos egoístas, que nacemos egoístas, que nuestra libido es egoísta (narcisista dicen), incluso que nuestros genes son egoistas, en definitiva, que el ego-ismo es nuestra cualidad innata. Y a este egoismo innato le seguiría el afán innato de acaparar y de realizar botines mediante la lucha fratricida. La guerra siempre ha existido nos dicen (mientiendo): está en la naturaleza del hombre, porque el hombre es un lobo para el hombre, etc, etc. y por eso la ley tiene que mediar para contener la maldad innata y evitar que nos comamos los unos a los otros.

El trabajo del bioantropólogo Máximo Sandin rastrea el orígen de esta creeencia popular. En su libro Pensando la evolución, pensando la vida, ampliamente documentado científica e históricamente, explica como desde el siglo XIX se ha construido tendenciosamente la biología para establecer el egoísmo y la competencia como ley suprema de la naturaleza (3)

Por su parte, tras ciencuenta años de trabajo en el campo del psicoanálisis, Michel Balint (4) asegura que el ser humano no nace egoísta, sino intensamente enamorado y amante. Dice que el amor primario a dos es el rasgo universal del ser humano al nacer, haciendo añicos las teorías freudianas del narcisimo o egoísmo primario. Según este autor nacemos con una carga de líbido fortísima, en un estado de interdependencia libidinal propio de un tipo de amor específcio, el amor simbiótico. Este amor intenso tiene también, además de la comprobación empírica de muchas madres, una comprobación fisiológica hormonal, entre muchas otras (5)

La criatura en simbiosis durante la exterogestación (6) que vive según el deseo materno; mantiene el estado de inocencia primaria, confía en el entorno, vive relajada, no retienen sus impulsos, y se abandona a ellos: así todo su pequeño cuerpo vive en estado de bienaventuranza.

La confianza en el entorno es necesaria para la relajación y para abandonarse al deseo; esta confianza se mantiene mientras que la criatura no tenga una experiencia reiterada de separación de la madre y de abandono afectivo. La confianza en el entorno es requisito del bienestar y es una cualidad innata del ser humano, propia del estado de inocencia y de integridad originales.

Este es un punto muy importante donde se matan las cualidades de la criatura humana; porque cuando pierde la confianza en el entorno, es cuando comienza a contener sus pulsiones, a retraerse y a encogerse, a producir tensiones y rigideces, empezando a perder la transparencia, la fluidez interna y el derramamiento.

La confianza presupone la reciprocidad. Si el deseo de amar y ser amada es la cualidad de la relación social humana. Una de las cosas que más sorprendieron a Coló y a Bartolomé de las Casas de las costumbres del pueblo araucano del Caribe, fue la hospitalidad que les prodigaron y la reciprocidad que los indígenas esperaban de ellos. Aquí nadie da nada ni espera recibir nada. Allí lo daban todo y esperaban recibirlo todo. El derramamiento de la libido implica la confianza y la reciprocidad. Esto prueba que la población del Caribe precolombino estaba socializada según las cualidades humanas innatas.

Otra de las cosas que les sorprendieron fue la inocencia y la ingenuidad que encontraron en aquellas gentes. Desde su punto de vista eran rasgos infantiles y de gente un poco tonta. Aquí también pasa que a la gente buena se la considera gente tonta, porque no ha aprendido a desprenderse de sus cualidades innatas propias, y a tomar las armas de la competencia y de la lucha fratricida. A la gente buena se la llama ´tonta´ porque no tiene ´inteligencia ´fratricida. Bachofen (7) también subraya la hospitalidad como una de las características básicas de la matrística (8).

Entre la confianza y la reciprocidad están el derramamiento y la gratitud. La confianza produce el derramamaiento, el derramamiento recibido produce un hondo y sincero sentimiento de gratitud y de reconocimiento del amor del otr@, que enseguida se torna en derramamiento propio, y así funciona la reciprocidad. La gratitud honda y sincera es un sentimiento que emerge visceralmente como el placer, produciendo el propio bienestar corporal al tiempo que la relación fraterna en la regulación social.

La confianza presupone la reciprocidad porque si la reciprocidad deja de funcionar, la confianza se retrae; empezamos a cortarnos y cambiamos el ´chip´(de hecho, como veremos más adelante, cambiamos el programa neurológico que regula nuestro metabolismo básico); es decir, cambiamos la actitud de dejarnos derramar y de entregarnos al entorno espontáneamente, por un determinado retraimiento o encogimiento, y una actitud de alerta y tensión.

Así es como se va instalando la doble resistencia: la resistencia haci lo de dentro (lo que desea salir) y hacia lo de fuera (lo que nos hace daño). Entonces tenemos dos modos de vivir: por un lado, un modo de sobrevivir en el retraimiento y en el encogimiento de las cualidades innatas; por otro, un modo de vida de derramamiento, de expansión y de integración armónica en el entorno. E el capítulo 3 de este libro, veremos los programas neurológicos que regulan los modos de vivir o de sobrevivir, y el cambio psicosomático que implica el cambio del uno al otro, y en concreto, la formación de las corazas.


Notas:
(A) Los cimientos de la civilización es la historia que nos cuentan que NO incluye a esa parte de la historia la matrística; el edén, o la época dorada, donde no existía la violencia y el núcleo de la sociedad no era el triángulo familiar como es hoy en día, sino el duo la pareja simbiótica madre-criatura.

(B) Recomiendo ver este documental Sueños Olímpicos, para comprender la idea de EXITO que nuestra cultura fabrica.

(C)Michel Odent comenta que los espartanos para tener hijos fuertes y “guerreros” era necesario tirarlos al piso a las criaturas recién nacidas, los sobrevivientes eran buenos guerreros. Otro ejemplo desgarrador es ver esta costumbre depredadora de la circuncisión, aún hoy persiste en las sociedades dichas "civilizadas". Recomiendo no ver el video de la circunsición si es una persona sensible. A esto el sabio Reich llamó filosofías asesinas.

(D)Para saber mas como se daña el cerebro de las criaturas recomiendo leer este capitulo El Cerebro en el curso El Arte de ser Padres y ver este documental El cerebro del bebé.


-------------------------------------------------------------------------
(1) KONRAD STETTBACHER. Pourquoi la souffrance?, Aubier, Paris 1991

(2) PEDRO KROPOTKIN, Anarquismo; su filosofía, su ideal, en Folletos revolucionarios II, Tusquets, Barcelona 1977.

(3)Esta construcción de la biología comienza en el siglo XX con la creación del mito de Darwin, que queda establecido en el imaginario colectivo como creador de la teoría de la evolución que liberó a la humanidad de la explicación bíblica del orígen del hombre y la diversidad natural. En realidad la evolución llevaba más de medio siglo discutiendose en el seno de la comunidad científica cuando Darwin publicó sus ideas, que no son más que la traslación del liberalismo económico inglés a la interpretación del mundo natural, y que aún hoy contin´´uan sesgando la práctica de la investigación biológica de forma rutinaria. La denominada "Teoría Sintética" neodarwinista (generada en los años 30 y 40) se mantiene aún hoy como la explicación oficial del mecanismo de la evolución de las especies, a pesar de que los datos experimentales acumulados en las últimas décadas de investigación en numerosos campos de la biología la han dejado completamente desfasada.
MAXIMO SANDIN, Pensando la Evolución pensando la vida, ediciones Crimentales, Murcia, 2006.

(4)MICHEL BALINT, La falta Básica, Paidós, Barcelona 1993. 1a publicación, Londres y Nueva York 1979.

(5) MICHEL ODENT, El bebé es un mamífero, Mandalá, Madrid 1990; La cientificación del amor, pag 12, Ed.Creavida Argentina 1999. Por otra parte, en 1992 se publicó un libro de 500 páginas recogiendo diversos estudios sobre la hormona oxitocina: PEDERCEN C.A. ET AL ´Oxitocin in maternal, sexual and social behaviours, Annals of New York Academy of Sciences, 1992; 6527. NILES NEWTON lo resumió diciendo que la oxitocina es la ´hormona del amor´, y desde entonces así se la conoce.

(6) El concepto de extero-gestación hace referencia al primer año de vida extrauterina que en la especie humana es biológicamente un período de gestación, ya que el bebé humano nace antes de tiempo.

(7)JUAN JACOBO BACHOFEN (1861) Mitología Arcaica yDerecho de Madre, Anthropos, Barcelona 1988.

(8) El concepto de ´matrística´ha sido aceptado en general desde que fué propuesto por ERNEST BORNEMAN (Le patriarcat, PUF, Paris 1975), para referirse a las civilizaciones humanas prepatriarcales, zanjando así el polémico asunto de las diversad traducciones, tan equívocas como ´matriarcado´o ´reino de las madres´. y otras interpretacions del Das mutterrecht de Bachofen. Por mi parte, creo que también es paropiado llamarlas sencillamente ´sociedades maternales´, un concepto más cercano para todo el mundo.

Las cualidades del ser humano (2/2)

---------------------------------------------------------------------------------------
Articulos Relacionados:

La Sexualidad Femenina

¿Instinto o deseo materno?

Proyecto Patriarcado

Alienación de la afección

El paradigma de mujer

Consecuencias de la separación Madre-Bebe

Matricidio y estado terapeutico

Manifiesto para la recuperación de la maternidad

Eduquemos sin Violencia



1 comentario:

flor alonso dijo...

Hola Marisol,

Me ha llamdo la atención el curso que comentas en la entrada El Arte de ser padre, aunque no lo encuentro en la página que está enlazada, ni en la web. Podrías decirme cómo buscarlo??? mil gracias por toda la información que aportas, es de gran ayuda para este mundo.